Iniciar sesión

Recuperar contraseña
logo para el overlay
X

Impuesto a las bolsas plásticas, un incentivo ecológico para cuidar el medio ambiente

Colombia se encamina hacia la gestión sostenible de desechos sólidos al desestimular el uso de bolsas plásticas e incentivar las bolsas reutilizables.

Colombia progresivamente está dando notables pasos hacia la gestión sostenible de los desechos sólidos, especialmente en relación a la creación de acciones que buscan disminuir el uso de las bolsas plásticas, un producto que incrementa en forma exponencial la contaminación del medio ambiente. A partir del 2016, con la implementación de la resolución 668 y la campaña Reembólsale al Planeta, se logró un descenso importante en el uso de este material. Este año, 2017, se refuerza este proyecto con la creación del impuesto a las bolsas plásticas, una iniciativa que hace cada vez más atractivo cambiarse a las bolsas reutilizables.

Según datos recogidos por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia (MINAMBIENTE) y la ONG WWF, cada colombiano usa aproximadamente 6 bolsas a la semana, lo cual significa 24 al mes, 288 al año y un total de 22.176 bolsas plásticas desechables en un promedio de vida de 77 años. Esto se traduce en una enorme cantidad de basura plástica generada por un producto que solamente es usado para cargar la mercancía de un lado a otro, generalmente una sola vez y por poco tiempo.

Cada una de esas bolsas de plástico tarda en descomponerse aproximadamente 400 años, y tomando en cuenta que cerca del 1% de las bolsas que se producen son recicladas posteriormente, es un hecho que casi en su totalidad terminan en los mares, ríos y vertederos; produciendo contaminación, afectando diversas especies y la salud humana por muchísimo tiempo.

Pasos gigantes para un futuro verde

El 28 de abril de 2016 MINAMBIENTE dió este nuevo paso, al expedir la resolución 668 (con vigencia desde el 31 de diciembre de 2016), mediante la cual se reglamentó el uso racional de bolsas. A través de esta medida se indicó la salida de circulación de las bolsas menores de 30x30, se solicitó incrementar la capacidad de carga de peso y agregar mensajes alusivos al reciclaje y el cuidado del planeta.

Con el objeto de dar a conocer esa resolución, MINAMBIENTE junto a WWF, Fenalco, Acoplásticos y Asocars llevaron a cabo la exitosa campaña Reembólsale al Planeta con el fin de informar y generar conciencia en la población colombiana, logrando una impresionante aceptación. Esta fue una resolución que trajo resultados positivos, ya que comenzaron a pedir solo las bolsas necesarias y a implementar cada vez más opciones alternativas para llevar sus bienes.

Además, tomando en cuenta las ventas anuales de aproximadamente 80 empresas productoras, el consumo de bolsas plásticas se redujo en un 27% en el transcurso del año, de una meta esperada para varios años de 60%. Este resultado augura un éxito en este tipo de medidas.

Para ese mismo año se inició la aplicación de los impuestos verdes, para fortalecer el tema ambiental en el país. Todas estas acciones son parte de un conjunto de estrategias bajo el proyecto Colombia Sostenible, que busca disminuir la deforestación, impulsar la agricultura sostenible y adaptar el país a frente al cambio climático, para cumplir con las metas ambientales y compromisos internacionales en el marco del Acuerdo de París y responde también a que Colombia pertenece a la campaña Mares Limpios del programa de la ONU Medio Ambiente, quienes buscan reducir la producción y el consumo de microplásticos y plásticos de un solo uso.

Más verde, menos bolsas, menos costos

Para seguir avanzando en lograr que la población colombiana utilice menos bolsas plásticas y genere menores índices de contaminación en el medio ambiente, se está dando ahora un otro importante paso, ya que se implementó una Reforma Tributaria conocida como el impuesto a las bolsas plásticas desde el 1 de julio del 2017, poco antes del Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico (3 de julio). El objetivo es incentivar aún más la disminución del uso de esos productos, ya sea provocando su consumo consciente o, mejor aún, el cambio a opciones más ecológicas.

Los resultados de esta iniciativa, depende principalmente de la creación de conciencia ambiental de la población, pues las personas bien pueden decidir hacer el pago correspondiente en lugar de unirse a esta acción concreta. En manos de todos nosotros es donde siempre ha residido el cambio, para reducir la contaminación y convertirnos en un país más verde.

¿En qué consiste el impuesto a las bolsas plásticas?

El impuesto nacional al consumo de bolsas plásticas está contemplado en el artículo 207 de la Reforma Tributaria, con vigencia desde el 1 de julio de 2017, de acuerdo con la Ley 1819 de 2016. A través del que se indica que los establecimientos comerciales deben cobrar a sus clientes un impuesto de $20 por cada bolsa que les soliciten para llevar las mercancías adquiridas.

El importe obligatoriamente debe estar reflejado en tu factura o ticket de compra, desglosando el número de bolsas que pediste y el valor del impuesto correspondiente y cada año se incrementará esa tarifa en $10 más, por lo que en 2020 el impuesto por cada bolsa sería de $50. Por otro lado, quedarán exentas las bolsas utilizadas para los productos pre-empacados y las que sean biodegradables certificadas.

Es decir, que el monto que pagues por ese impuesto dependerá absolutamente de lo que decidas hacer, pues si prefieres usar una bolsa pagarás $20, si pides 10 bolsas tendrás que pagar $200, y si tú decides no llevar ni una bolsa ¡no pagarás nada!

Si quieres leer una guía sencilla sobre este tema puedes ver: ABC IMPUESTO NACIONAL A LAS BOLSAS PLÁSTICAS.

¿Y si cambiamos a bolsas reutilizables?

La intención de esta medida no es recaudar recursos para realizar acciones o soluciones posteriores. En todo caso lo que busca el Estado colombiano, a través de la implementación de estas normativas, es lograr establecer una política preventiva al desestimular el uso de las bolsas desechables en los puntos de pago y así incentivar el uso de bolsas reutilizables para reducir el impacto ambiental asociado al uso de bolsas plásticas que se convierten rápidamente en desechos.

No es secreto para nadie que una solución permanente y a largo plazo en la búsqueda de la reducción de la contaminación producida por del uso de las bolsas plásticas es, como lo hemos venido diciendo, dejar de usarlas y cambiarlas por una alternativa más ecológica, sustentable y cuya fabricación produzca menos contaminantes, como lo son las bolsas especialmente producidas para varios usos.

Las bolsas reutilizables poseen características técnicas y mecánicas que permiten que sean utilizadas muchas veces sin deteriorarse tan fácilmente, son lavables y evitan la necesidad de transformarlas y reciclarlas a través de procesos industriales que requieren de mucha energía, generando mayor contaminación.

Si has llegado hasta aquí es porque has tomado conciencia de que puedes contribuir a la disminución de la contaminación del medio ambiente. Por eso te ofrecemos los siguientes productos que apoyarán tu decisión:

  1. Para que vayas a hacer el mercado manteniendo separados en tu carrito de compras las diferentes categorías de productos ordenadas por colores, te ofrecemos nuestras Bolsas de Mercado, elaboradas en lona impermeable y malla reforzada de alta calidad, en las que puedes cargar tus compras hasta tu auto y a tu hogar.
  2. Set de Bolsas para frutas y verduras con las que podrás seleccionar tus productos favoritos ¡sin plástico!
  3. Set de Bolsas para comprar al granel en algodón
  4. Set de Bolsas para comprar al granel en yute

Si deseas ver más información sobre estos productos y adquirirlos, puedes hacer click en los botones bajo este artículo.

Publicado el 10 de septiembre del 2019